RECURSOS

7 métodos para tomar decisiones en grupo (group decision making)

En las dinámicas de grupo, ser capaz de tomar una decisión equitativa de la forma más eficiente pasa por conocer las necesidades y opiniones de todos los participantes. ¿De qué manera podemos generar ese espacio de toma de decisiones? En la siguiente entrada compartiré una propuesta de la Universidad de Waterloo que, mediante siete posibles métodos, nos permitirá seleccionar las estructuras más efectivas para trabajar en equipo, y/o aplicarlas para afrontar un problema o resolver un conflicto dentro del propio grupo.

¿Cuantas veces nos hemos encontrado con la necesidad de ofrecer un espacio a nuestros participantes (independientemente de la etapa educativa) donde todos y todas puedan plantear sus opiniones y posteriormente buscar fórmulas eficientes para tomar decisiones? En muchas ocasiones, y tradicionalmente en contextos educativos, se «tira por la calle del medio», siendo el docente el que tiene la primera y la última palabra. Pero más allá de esa forma de actuar, tenemos la bonita oportunidad de explorar otros caminos diferentes para construir entornos más efectivos y participativos en lo que a la toma de decisiones se refiere.

El presente recurso pedagógico, denominado Group decision making, es una adaptación que he realizado al español de una propuesta del Centre for Teaching Excellence de la Universidad de Waterloo en Canadá. Está dividido en dos partes:

  • Una infografía a modo de síntesis.
  • La extensión del procedimiento, con sus ventajas e inconvenientes, para el que quiera ampliar información.

Métodos, definición, procedimientos, ventajas e inconvenientes

El hecho de pasar de una lluvia de ideas, de un intercambio de opiniones o de un debate, a una toma de decisiones potenciales para resolver un problema es todo un reto en el trabajo en grupo. Existen varios métodos para la toma decisiones, pero he considerado que los siete que propone la Universidad de Waterloo en su centro de recursos es muy apropiado e interesante.

1.- DECISIÓN POR AUTORIDAD. El grupo genera ideas y tiene una discusión abierta, pero la decisión final la toma una sola persona.

  • Es apropiado cuando hay un claro experto sobre el tema a tratar.
  • Es un método rápido.
  • No saca el máximo partido de las fortalezas de los individuos del grupo.
  • El grupo podría no implementar la decisión tomada por una sola persona.

2.- DECISIÓN POR MAYORÍA. El grupo vota sobre un tema particular. Tras un período de debate o discusión, la mayoría gana.

  • Es democrático.
  • Es rápido.
  • La «tiranía» de la mayoría podría oprimir los puntos de vista de la minoría. La solución tal vez sea alentarlos a que formen parte del grupo.

3.- DECISIÓN POR MINORÍA NEGATIVA. El grupo vota la propuesta más impopular y la elimina. Se repite este proceso con el resto de ideas hasta que solo queda una.

  • Es democrático.
  • Es útil cuando hay muchas ideas y pocos votantes.
  • Algunos miembros del grupo pueden sentir cierto resentimiento al ver cómo sus ideas se votan como impopulares.
  • Es lento.

4.- DECISIÓN POR RANKING. Cada uno anota las cuatro o cinco mejores ideas. Se votan las ideas de 1 a 5 puntos y se selecciona la más votada al final.

  • Incluye un procedimiento de votación y, por tanto, da la impresión de que la decisión final representa la opinión de cada persona.
  • No es adecuada para la resolución de ciertos problemas.
  • Lleva tiempo.
  • Este proceso puede dar como resultado una decisión que nadie apoya por completo.

5.- DECISIÓN POR UNANIMIDAD. Todos los miembros deben estar de acuerdo en que la decisión tomada es la mejor de todas.

  • Todos estarán formando parte de la decisión y de la acción posterior resultante.
  • Una decisión por unanimidad puede ser muy complicada o imposible de alcanzar.

6.- DECISIÓN POR CONSENSO. La decisión es discutida y negociada, hasta que todos los miembros entiendan y estén de acuerdo con la decisión. Una vez identificada la decisión a tomar, a cada miembro del grupo se le pregunta cómo se siente sobre la decisión propuesta, seleccionando una de la siguientes respuestas:

  1. Puedo decir un «sí» incondicional a la decisión.
  2. Encuentro la decisión aceptable.
  3. Puedo vivir con la decisión, pero no estoy especialmente entusiasmado.
  4. No estoy totalmente de acuerdo con la decisión, pero no voy a bloquearla.
  5. No estoy de acuerdo con la decisión y creo que se deberían explorar nuevas soluciones.

Si todos los miembros del grupo han contestado a, b, c, d entonces tienes consenso y puedes continuar.

  • Todos los miembros del grupo han tenido la influencia de participar en la toma de la decisión y continuarán apoyando al grupo.
  • La mejor forma de toma de decisión si tienes tiempo para llevarla a cabo.
  • Podría ser difícil llegar a un consenso
  • Podría consumirse mucho tiempo.

7.- DECISIÓN POR COMBINACIÓN DE IDEAS. Buscar la forma de implementar varias posibilidades y combinarlas en una solución.

  • Evita decisiones polarizadas (blanco o negro).
  • La implementación puede tomar mucho tiempo, ya que hay más de una idea.
  • Una decisión que combina dos soluciones a veces puede ser peor que cualquiera de las decisiones originales.

¡Un saludo a tod@s!

Fuente: Centre for Teaching Excellence de la Universidad de Waterloo // Imagen de fondo: National Archief

Image and video hosting by TinyPic



Previous Post Next Post

You Might Also Like