Browsing Tag

3 Weeks Bside Project Experience

Artículos y aproximaciones prácticas, Experiencias colaborativas

Colabor(a)cción por Marcos Isabel

Se cumplen 3 años desde que comenzó aquella enriquecedora experiencia de creación colaborativa 3 Weeks Bside Project Experience, que diseñé y lancé junto a Ignasi López dentro de nuestro proyecto Bside (Ahora en fase de Barbecho)

Pasado el tiempo uno retorna a las vivencias con la distancia del tiempo y con la perspectiva maravillosa de caminar aprendiendo junto a otras personas. Podría volver a hablar del proyecto y como surgió (aquí tenéis un audio de una charla en la libreria Enclave que lo explica o podéis ver los videos que intercalo en el artículo) pero se me ocurrido una mejor manera: recuperar un bonito artículo que escribió en Noviembre de 2013 uno de sus participantes y buen amigo: Marcos Isabel. Creo que es la mejor manera de revisitar un proyecto lleno de reveladores procesos colaborativos.

Aprovecho para agradecer a todos los participaron de una forma u otra con su motivación a la experiencia. Os dejo con el artículo.

Colabor(a)cción por Marcos Isabel

Se cumplen cien años del nacimiento de Albert Camus, uno de los autores más destacados y audaces del siglo pasado. Bien podría ocupar, por derecho propio, un lugar entre aquellos denominados imprescindibles y no sólo en cuanto a literatura sino en cuanto a un hombre cuya bandera ideológica pareció ser la de un espíritu rebelde y guerrero hasta sus últimas consecuencias. Un hombre con una filosofía sin amo ni dios.

Recientemente la revista leer publicó, en su número de Septiembre, un especial sobre su vida y obra; además de recoger otras pasiones reconocidas como el teatro o su vinculación a España. Para el escritor francés, de origen argelino, el teatro era un terreno mágico capaz de dotarle de las herramientas necesarias para su máxima expresión; para alcanzar una mayor felicidad. Si uno repasa sus obras, sus pensamientos, sus tratados, comprenderá aquella lucha permanente que siempre mantuvo a favor del desarrollo de cada individuo como base para conseguir una mayor unión colectiva. No era de extrañar que amigos y conocidos, le vieran subido a un escenario con la emoción de un niño dispuesto a cambiar el mundo. Su entrega al teatro era total; dejando alguna que otra reflexión acerca de ello:

En la soledad el artista reina pero sobre el vacío. En el teatro él nunca es el Rey. Lo que quiere hacer depende de los otros. El director precisa del actor, que a su vez precisa de aquel. Esta mutua dependencia, cuando es reconocida con la humildad y el buen humor que siempre debe haber, establece la solidaridad del oficio y da cuerpo a la camaradería de todos los días. Aquí, nosotros estamos unidos los unos a los otros sin que ninguno pierda por eso su libertad. ¿No es esa una buena receta para la sociedad del futuro? “

Desde luego, a priori, parece una receta estimulante y conveniente para su desarrollo. Al menos el intento ya daría muestras de un cambio de actitud, y por ello, de querer cambiar las cosas, de tener otra voluntad en recorrer el camino. En cuanto a géneros – o mejor llamémoslo estados de creación ya que no se trata de clasificar disciplinas sino de hablar de experiencias – se extiende esa creencia acerca de la figura y nombre del autor – no del posicionamiento – en el primer puesto de la pirámide de toda creación o proyecto. Algunos trabajos literarios y sobre todo fotográficos parten de esa idea de autor en la que él es el origen y el final. Y aunque el origen y el final suelen ser harto recordados – y difundidos –, pocas cosas son tan significantes como el propio proceso de la obra. Además, ¿quién establece ese origen?, ¿cómo?. Si hablamos de procesos y grupo ¿cómo y quién establece ese origen puesto que el comienzo de un proyecto grupal es el comienzo de un camino compartido?. Una actividad puede ser solitaria pero no necesariamente individual, y por el contrario ser llevada acabo colectivamente para su máxima expresión, cuyo fin, puede ir más allá de la materialización de la obra. Cuyo fin, en el fondo, es inexistente por mucho que nos empeñemos en creer lo contrario.

Continue Reading